A todas las chicas nos encanta cambiar el color de nuestro cabello cada cierto tiempo, sin embargo pocas veces nos preocupamos seriamente por darle los cuidados especiales para después de teñir el cabello, los cuales son muy necesarios para mantenerlo brillante y saludable.

Escoger el nuevo color que llevará nuestra melena es la tarea mas sencilla, pero brindarle los tratamientos y cuidados necesarios para después de hacerlo no nos resulta muy divertido. Hoy te mostraremos algunos tips ideales para que sepas como mantener un cabello saludable después de someterlo a estos químicos.

Cómo cuidar el cabello después de teñirlo

Aunque actualmente existen muchos tintes sin amoniaco o a base de ingredientes naturales, todos los químicos suelen dañar el cabello. A pesar de que cambiar de color constantemente según las tendencias del momento es divertido, es importante que sigas los siguientes consejos, para que evites que tu pelo pierda brillo y también para que consigas un color que dure más tiempo.

Cambia de champú

Es posible que lleves una vida entera usando el mismo champú y que este te resulte bien, pero si estas usando tintes de manera constate, es necesario que hagas un cambio, y comiences a elegir los que son especiales para cabello teñido, dependiendo específicamente del color que hayas elegido.

Haciendo este cambio, no solo conseguirás más tiempo con una melena perfectamente pintada y con mucha vida, sino que también lo mantendrá mucho más saludable.

Cuidado con la temperatura del agua

Luego de un largo día trabajando, no hay nada más reconfortante que una buena ducha con agua caliente, pero por muy relajante que pueda resultarte, este hábito desgasta el color del cabello, además causa daños muy graves en el cuero cabelludo con los cuales podrías desarrollar un severo caso de caspa.

Si no soportas el agua fría, o estas en épocas de invierno, reduce la temperatura del agua a una tibia los días de lavarte el pelo, con esto conseguirás prolongar la duración del color.

No lo laves a diario

Como todo, el cabello necesita descansar de los químicos, entre ellos el champú y el acondicionador, también necesita un descanso de estar en constante humedad. Es importante que dejes al menos dos días de por medio entre lavada y lavada, así estarás alargando la vida del tinte. Si tienes un cabello demasiado grasoso y consideras necesario lavarlo a diario, sigue el consejo de los expertos, lávalo con agua tibia y evita los champús cremosos, al igual que los baños de crema.

Mantén protegidas las puntas

Si has sometido tu cabello a un tratamiento para decolorarlo, generalmente son las puntas las que salen con mayores daños. Para evitar que estas se vean abiertas, es necesario que uses protectores capilares, o realices tratamientos hidratantes para después del tinte, así evitaras que se vea reseco y sin vida.

Usa protectores térmicos

Estar muchas horas bajo el sol y el uso constante de planchas y secadores, son factores que pueden perjudicar la vida de tu cabello, para que esto no suceda debes usar protectores térmicos, disminuyendo los efectos negativos del calor en tu cabellera.